Consumo de materias primas alternativas

 
Consumo materias primas

 

 

 

Los recursos minerales de los residuos nos aportan los elementos necesarios para la fabricación del cemento, como cal, hierro, alúmina, etc. Su utilización como materias primas alternativas ha permitido dar solución a muchos residuos industriales de otras actividades que se solían acumular en enormes vertederos (escorias de siderúrgicas; cenizas volantes de térmicas; restos de cerámicas...).
 
Entre 2017 y 2018, LafargeHolcim ha reciclado en sus instalaciones cerca de medio millón de toneladas de residuos minerales de otras industrias. De esta forma, se evitó por un lado el consumo de una cantidad equivalente a ~200.000 t de materias primas procedentes de canteras y se contribuyó al cumplimiento de la Mejor Técnica Disponible (MTD), para reducir el consumo de energía primaria, al reducir el contenido de clínker del cemento añadiendo en la fase de molienda unas 350.000 toneladas de adiciones, como escorias de alto horno y cenizas volantes. Todo ello, de acuerdo con las normas aplicables a la fabricación de cemento.
 

Actualmente, los productos que ponemos en el mercado tienen en promedio un 18% de constituyentes que sustituyen al clínker, gran parte de los cuales, provienen de minerales recuperados de los residuos reciclados en el cemento.