La fábrica de Lafarge en Montcada evitó la emisión de 53.000 toneladas de CO2 en 2019

17 Febrero 2020
 
  • La fábrica de Montcada ha mantenido más de 300 puestos de trabajo directos e indirectos en la comunidad catalana en 2019 y ha realizado una aportación de 20 millones de euros a la economía de la zona
  • El 42,4% de la energía total consumida el año pasado procedía de combustibles alternativos y se ha invertido más de medio millón de euros en mejoras tecnológicas
  • Las recientes resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña no cuestionan el buen comportamiento ambiental de la fábrica que está acreditado en las inspecciones ambientales y responden a un error de forma en el proceso administrativo

La fábrica de Lafarge en Montcada i Reixac, del Grupo LafargeHolcim, en 2019 ha conseguido evitar la emisión a la atmósfera de 53.000 toneladas de C02, el equivalente al consumo eléctrico de unos 43.000 hogares durante un año. Esta cifra representa un ahorro de 10.000 toneladas más que en 2018, gracias al seguimiento de las recomendaciones de la Comisión Europea para incrementar el uso de residuos con biomasa, llegando a sustituir el 42,4% de la energía que hubiese sido aportada por combustibles fósiles.

La fábrica ha destinado, en su proceso de mejora continua, 545.000 euros durante 2019 en tecnología para alcanzar un alto nivel de protección del medio ambiente (MTDs). También tiene previstas inversiones adicionales este año de medio millón de euros en el marco de las acciones vinculadas a la estrategia de Sostenibilidad de LafargeHolcim España.

A pesar de reunir todas las garantías ambientales exigidas por las más novedosas directivas europeas, se han emitido sendas resoluciones judiciales por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por las que se considera nula la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la fábrica de Montcada i Reixac, otorgada por la Generalitat de Cataluña en 2015, a causa de un error de forma en el proceso administrativo. Para el director de fábrica, Vicente Pedro, las citadas resoluciones “no cuestionan en modo alguno el adecuado comportamiento ambiental de la fábrica, con periódicas inspecciones que garantizan la protección ambiental del entorno”. En este sentido cabe recordar que las emisiones de la fábrica se controlan en continuo y en tiempo real por la Administración desde 2008.

Vicente Pedro recuerda que se trata de un fallo de forma de la administración, ajeno a la empresa y que “más allá del cumplimiento de los requisitos europeos, se realizan controles de calidad ambiental del entorno de la fábrica -suelo, aire, vegetación, etc- que evidencian que ésta es equivalente a la de un entorno urbano estándar”. En el ámbito ambiental, el director de la fábrica apunta que uno de los principales esfuerzos de este año 2019 se ha orientado a aumentar la substitución del combustible fósil por combustibles alternativos y biomasa “con el objetivo de minimizar la huella ecológica”.

La fábrica de Montcada mantiene 300 puestos de trabajo entre directos e indirectos y la aportación de 20 millones de euros a la economía de la zona. Esta cifra representa la contribución de la planta a Montcada y su entorno, vía impuestos, contratación de servicios, salarios y acciones de Responsabilidad Social Corporativa. En este ámbito, se han impulsado diferentes proyectos vinculados con la salud, la educación o el medio ambiente, beneficiando directamente a más de 3.700 vecinos de
Montcada.

Un año más, los productos de la fábrica de Lafarge en Montcada i Reixac han estado presentes en la construcción de muchos de los edificios y espacios emblemáticos de la historia reciente de Cataluña. Se han utilizado para las obras de la segunda fase de ampliación del aeropuerto de Girona, las nuevas cavas de la marca Perelada, del Parque Eólico La Estanca, o la construcción y ampliación de la carretera C-58, entre otras.

SALUD Y SEGURIDAD
Con la salud y la seguridad como prioridad, la fábrica ha impartido más de 2.400 horas de formación a los trabajadores. Más de la mitad de las horas se han dedicado a la formación en salud y seguridad y han consistido en implementar, evaluar y auditar los procesos de gestión preventiva que tienen por objetivo conseguir la meta de cero daños y accidentes. En el mes de mayo, la fábrica celebró las Semanas de la Salud y Seguridad, en las que se puso de manifiesto la importancia de siete comportamientos asociados con las reglas de la compañía para mejorar la salud y la seguridad en el trabajo. A finales de año se habían superado los más de 1.000 días sin accidentes con bajas laborales. Un reto en el que se continuará trabajando en 2020.


TRANSPARENCIA Y COLABORACIÓN SOCIAL
Durante 2019 se han programado diversas actividades y visitas a la fábrica con la voluntad de mostrar a todas las personas interesadas cómo desarrolla su actividad, su proceso productivo, las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs) que se aplican y los controles ambientales y de salud que tiene implantadas. Como cada año se han realizado visitas con estudiantes, vecinos y vecinas, y se ha colaborado en proyectos educativos con universidades e institutos.

En este sentido también se ha celebrado la tradicional jornada de puertas abiertas, con más de 350 personas, y la cuarta reunión del Comité Local de Información y Sostenibilidad (CLIS), una jornada de carácter anual en la que, representantes de diferentes organismos e instituciones de la zona, hacen balance de los principales hitos y retos de la fábrica en materia de Salud y Seguridad, Economía Circular y Responsabilidad Social Corporativa, entre otros aspectos. También durante el 2019 se recibió la visita de la consejera de empresa y conocimiento de la Generalitat de Catalunya, Àngels Chacón, entre otras visitas institucionales.

MEDIO AMBIENTE Y SOSTENIBILIDAD
Durante 2019 se ha reafirmado el compromiso de la compañía por mantener una instalación industrial respetuosa con el medio ambiente e integrada en su entorno. En este sentido, además de evitar la emisión de 53.000 toneladas de CO2 gracias al uso de la biomasa, la fábrica ha participado en campañas medioambientales como “La hora del Planeta” de WWF o “Let’sClean Up Europe”, la primera para solidarizarse y colaborar en la lucha contra el cambio climático y, la segunda, para participar en la campaña de limpieza en las zonas de montaña de Montcada.

Precisamente, en el Turó de Montcada, que ya está del todo restaurado, se han llevado a cabo más de diez actividades abiertas al público para controlar o censar diferentes especies de flora y fauna. Un año más todas las actividades se han realizado de acuerdo con los requerimientos del Parc Natural de Collserola, a través de un convenio que promueve la colaboración para desarrollar actividades de restauración y, conjuntamente con ACER, para impulsar la conservación, investigación, uso público y divulgación en el Turó.

ESTRATEGIA DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA
LafargeHolcim España ha volcado sus esfuerzos en la definición de su estrategia de Transición Ecológica, una hoja de ruta enfocada en tres pilares fundamentales: recursos naturales y biodiversidad, reducción de emisiones y lucha contra el cambio climático e innovación para el desarrollo de productos y soluciones eficientes. En relación con estos dos últimos pilares, la compañía apuesta por desarrollar productos y soluciones bajos en carbono destinados a una construcción más sostenible, poniendo el foco en dos aspectos clave del proceso de fabricación de cemento: el factor de emisión y el factor clínker (principal componente del cemento).

 

Documentos

NP_Balance 2019 fábrica de Montcada i Reixac (pdf, 243.22 KB)

 
Contacto

Contacto

Si tienes alguna pregunta sobre nuestro negocio o alguna de nuestras instalaciones puedes ponerte en contacto con el Departamento de Comunicación a través de los siguientes datos de contacto:

Geneviève Tremblay y Laura López:

o en el teléfono 91 213 31 00