Carreteras

Carreteras

La red de carreteras españolas está compuesta por carreteras, autovías y autopistas que discurren por todo el territorio nacional, siendo la infraestructura que mayor volumen transporta y que es clave para el desarrollo de nuestro país y el bienestar de los españoles, ya que nos posibilita estar mejor conectados. Con nuestras soluciones más avanzadas y vuestra amplia experiencia técnica, desde LafargeHolcim España aportaremos la solución adecuada para cada proyecto.

 

Todo proyecto de construcción o mejora de carreteras es único en términos de soluciones técnicas, logística, operativa o inversión, desde autovías hasta carreteras comarcales, pasando por carreteras locales hasta autopistas con concesión a una entidad privada.

LafargeHolcim España es el socio idóneo desde la fase de diseño del proyecto de construcción de la carretera. Gracias a nuestro know-how en términos industriales y nuestra capacidad técnica, somos capaces de contribuir al éxito de las operaciones de construcción de carreteras, haciendo posible que la red de carreteras sea simple y eficiente, todo ello en colaboración con los constructores.

Nuestros expertos internacionales en diseño de pavimentos e ingenieros especializados en materiales te ayudarán a evaluar la solución más adecuada en términos de costes y prestación de servicios, todo ello en función de las necesidades del proyecto, incluidas la estabilización y refuerzo del firme y soluciones de reparación en un corto periodo de tiempo para carreteras muy transitadas y en las que es necesaria su rápida reapertura.

También disponemos de una oferta integrada para proyectos de construcción de carreteras, con un amplio portfolio de soluciones que incluyen:

  • pavimentos de hormigón, 
  • soluciones de estabilización del firme,
  • bases tratadas con cemento u hormigón compactado con rodillo,
  • hormigón de alta resistencia inicial para pavimentos urbanos.

El hormigón es el material más utilizado en trabajos de pavimentación en países como Bélgica o Estados Unidos, ya que este producto supera en prestaciones mecánicas a otros como el asfalto o el adoquín. Entre las múltiples ventajas del hormigón destacamos el comportamiento ante el fuego, la durabilidad y la resistencia a impactos y desgaste. Además de servir como excelente soporte para acabados superficiales como resinas, corindones y pinturas.