Lafarge invierte más de 1 M€ en su fábrica de Villaluenga para reducir su huella de carbono

26 Febrero 2020
 
  • El 36% de la energía consumida en el proceso de fabricación de Villaluenga en 2019 procedió de combustibles alternativos. 
  • Gracias al uso de biomasa, se evitó la emisión de más 44.000 toneladas de CO2, el equivalente al consumo eléctrico anual de 36.000 hogares. 
  • El pasado año, la fábrica generó un impacto económico de más de 30,5 millones de euros y promovió su proyecto de restauración ecológica de canteras a nivel internacional, destacando como un referente en el sector. 

En 2019, la fábrica de Lafarge en Villaluenga de la Sagra (Grupo LafargeHolcim) destinó más de 1 millón de euros a la ampliación de las instalaciones de combustibles alternativos con la finalidad de reducir sus emisiones de CO2. Esta inversión se enmarca dentro de la estrategia de Transición Ecológica de la compañía en España, con la que el Grupo LafargeHolcim invertirá en España cerca de 20 millones de euros, con los que pretende reducir su huella de carbono, evitando así la emisión de cerca de 90.000 toneladas anuales de CO2, el equivalente al consumo eléctrico de 72.000 hogares durante un año. 

El pasado año, la planta de Villaluenga, que emplea a más de 300 personas -entre puestos de trabajo directos e indirectos-, generó un impacto económico de más de 30,5 millones de euros, una cifra resultante de la suma de contratación de servicios, convenios, proyectos sociales, impuestos y salarios de sus trabajadores, entre otros. 

Entre las obras más significativas a las que la fábrica suministró cemento en 2019 destacan el intercambiador de Puerta del Sol-Gran Vía, la rehabilitación del Hotel Ritz Madrid, los nuevos hangares del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, la autovía de circunvalación SG-20 (Segovia), la nueva instalación de Nivea en Tres Cantos o las obras de reparación de la presa de la Cuerda del Pozo (Soria), entre otras. 

Como hitos del pasado año, Maruxa Suárez, directora de la fábrica de Villaluenga, destaca la visita a la cantera de Yepes-Ciruelos de una delegación internacional de la Alianza Global Empresas y Biodiversidad, y señala que “tuvimos la oportunidad de mostrar el proyecto de restauración y la valoración de los servicios ecosistémicos generados a través de nuestra cantera a expertos procedentes de países como Sri Lanka, Costa Rica, Reino Unido, Sudáfrica, Japón, Alemania o Colombia. Fue una experiencia muy enriquecedora que nos permitió mostrar nuestro modelo de rehabilitación de canteras, un referente en el sector que apuesta por contribuir de manera positiva en la biodiversidad y aumentar su capital natural”, concluye Suárez.

Salud y seguridad 

En el ámbito de la salud y la seguridad, la planta promovió más de 850 horas de formación a empleados. Además, entre los meses de mayo y junio, la fábrica celebró las Semanas de la Salud y Seguridad, en las que se puso de manifiesto la importancia de siete comportamientos asociados con las reglas de la compañía para mejorar la salud y la seguridad en el trabajo. 

A finales de 2019, la fábrica alcanzó la cifra de más de 500 días sin accidentes con baja entre su personal, un logro conseguido gracias a la concienciación de que la seguridad es el principal valor. 

Desempeño medioambiental y social 

En 2019, la planta empleó un 36% de energía procedente de combustibles alternativos en su proceso de fabricación. Además, gracias al uso de biomasa, consiguió evitar la emisión a la atmósfera de más 44.000 toneladas de CO2, el equivalente al consumo eléctrico anual de 36.000 hogares. 

A través del proceso de valorización, en el que se emplean residuos no reciclables ni reutilizables en sustitución de recursos naturales y combustibles fósiles, la fábrica evitó el envío a vertederos de más de 51.000 toneladas de residuos que fueron gestionados en sus procesos. En esta línea y teniendo como base la nueva Ley de Economía Circular de Castilla-La Mancha, durante los primeros meses de 2020, la fábrica iniciará las pruebas necesarias para el uso de combustibles alternativos con origen 100% biomasa. Dichas pruebas serán las establecidas en su Autorización Ambiental Integrada (AAI). 

Un año más, la compañía dio continuidad a las labores de restauración de la cantera de Yepes-Ciruelos, con una plantación en talud de 2.500 m2 de extensión y una aportación de tierra vegetal en una zona de seis hectáreas de la cantera de caliza. 

En su apuesta por el fomento de la biodiversidad, la fábrica renovó el acuerdo de colaboración con la Asociación para la Recuperación de Rapaces Nocturnas (BRINZAL), con la que trabaja desde el año 2014. Entre las primeras iniciativas desarrolladas por ambas entidades destaca la instalación, en uno de los silos de la planta, de una caja nido artificial destinada al halcón peregrino. 

El compromiso de la compañía y su implicación con la comunidad se materializó a través de la colaboración con el I Premio Nacional 'Esperanza' de investigación sobre la esclerosis múltiple, una iniciativa impulsada por la Asociación de Esclerosis Múltiple de Toledo (ADEMTO). En concreto, la fábrica colaboró con este proyecto mediante aportación económica y horas de voluntariado para acompañar durante sus sesiones de rehabilitación a las personas que padecen esta enfermedad.

Con la finalidad de dar a conocer sus principales hitos en materia de seguridad y salud, Responsabilidad Social Corporativa y medio ambiente, la instalación celebró a finales de año su reunión del Comité Local de Información y Sostenibilidad (CLIS).

La planta organizó, el pasado mes de septiembre, la quinta edición de sus jornadas de puertas abiertas, un evento que consiguió reunir a más de 300 personas entre los que se encontraban diferentes generaciones de trabajadores, que pudieron mostrar a sus familias el proceso de fabricación del cemento y el día a día de la planta. 

Estrategia de Transición Ecológica

LafargeHolcim España ha volcado sus esfuerzos en la definición de su estrategia de Transición Ecológica, una hoja de ruta enfocada en tres pilares fundamentales: recursos naturales y biodiversidad, reducción de emisiones y lucha contra el cambio climático e innovación para el desarrollo de productos y soluciones eficientes. 

En relación con estos dos últimos pilares, la compañía apuesta por desarrollar productos y soluciones bajos en carbono destinados a una construcción más sostenible, poniendo el foco en dos aspectos clave del proceso de fabricación de cemento: el factor de emisión y el factor clínker (principal componente del cemento).

 

Documentos

NP_Balance 2019 Lafarge Villaluenga (pdf, 203.36 KB)

 
Contacto

Contacto

Si tienes alguna pregunta sobre nuestro negocio o alguna de nuestras instalaciones puedes ponerte en contacto con el Departamento de Comunicación a través de los siguientes datos de contacto:

Geneviève Tremblay y Laura López:

o en el teléfono 91 213 31 00